viernes, 27 de abril de 2012

Elenio





Al Elenio lo tenemos anclao en Barcelona como a tantos otros notables Ilustrados.
Y al tipo se lo extraña.

Su movilidad de ardilla pergeñando proyectos editoriales, organizando muestras, curando espacios, dictando clases, amarrocando juguetes…diseñando, escribiendo, dibujando a rolete; un tipo talentoso por donde se lo mire este fanático de Mickey y sufrido hincha de Independiente.


Para muestra de lo que nos hace falta, sobra un blogspot . http://eleniopilustracion.blogspot.com.ar/


















          La verdad es que nunca fume tabaco en pipa


…y que el olor del tabaco de pipa me ha resultado siempre excesivamente dulzón…si, soy fumador de cigarrillos y algunas otras porquerías embriagantes…a ellas se debe quizás alguna de mis únicas experiencias con pipas…
Más allá de esto, las pipas si me han atraído por su belleza, su carácter como objeto y la relación que se establece entre el fumador, su mano, sus movimientos y, este curioso adminículo….
Sé que para cada fumador su pipa es casi un objeto religioso, aunque está claro ya no con la energía y la espiritualidad con la que lo vivían los viejos habitantes de las planicies de EEUU que hacían de este instrumento un verdadero objeto de culto lleno de llaves que habrían puertas de conexión con espíritus de lo más variopintos. Con cualquier piedra no se podía tallar una pipa.
Entonces, cuando me piden que prepare algo para este blog, quedo un poco a la deriva… los gatos me gustan, pero, tampoco son una debilidad especial…en cuanto al jazz, la suerte quiso que pudiera oír a algunos de sus representantes más brillantes y quizás por esto, hoy lo escucho menos y para disfrutarlo tengo que recurrir más a grabaciones que a espectáculos en vivo, en el jazz detesto los malabaristas. Sé que soy injusto, pero no lo puedo evitar….
Boris Vian hace referencia constante en sus textos sobre jazz a las “pipas”…los saxos….
Por suerte, hay museos que permiten hacer fotos y esto me permitió preparar para el blog un material que creo que por sus características dará más alegrías al lector que este pobre texto… En Barcelona, ciudad en la que habito, existe un museo muy especial, el Frederic Mares. Reúne infinidad de colecciones  extrañas, entre ellas, las que ilustran este texto, del gabinete del fumador.


En Estocolmo, volví a cruzarme con un museo, esta vez dedicado al mundo del tabaco y el fumador exclusivamente, en Skansen, el Tobacco - and Matchmuseum, pipas, cajitas de fósforos etc. La sorpresa fue encontrar maquinaria de procesamiento del tabaco y una mesa de trabajo en la que se exhibía instrumental para la fabricación de tan estimado instrumento para mi amigo…las pipas.



                                         Elenio













                                                                         








                                                                           
                                                                                    Hombre al Saxo por Elenio











                                                   

lunes, 16 de abril de 2012

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...